tortu3

Las tortugas marinas son un grupo de reptiles marinos que se distribuyen en todos los océanos del mundo, principalmente en aguas tropicales y templadas. Tienen un ciclo biológico complejo que incluye largas migraciones de alimentación y reproducción, una madurez sexual tardía y la necesidad de arribar a la playa para poner huevos. En la región se distribuyen cinco de las siete especies de tortugas marinas existentes.

Dos de ellas, la tortuga baula o laúd (Dermochelys coriacea) y la tortuga carey (Eretmochelys imbricata), han sido catalogadas en Peligro Crítico (CR) por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), mientras que las otras cuatro especias están consideradas en la categoría en Peligro (EN): la tortuga verde o tortuga negra (Chelonia mydas), tortuga olivácea (Lepidochelys olivacea) y la tortuga cabezona (Caretta caretta).

Las tortugas marinas son vulnerables a ciertas actividades humanas. En el Pacífico Sudeste se han identificado doce factores de amenaza a las tortugas marinas: 

1) captura incidental;
2) contaminantes ambientales;
3) incremento de la presencia humana;
4) desarrollo costero;
5) captura directa en playas de anidación;
6) erosión de las playas;
7) alumbrado artificial;
8) minería de las playas;
9) depredación de nidos;
10) captura directa en el medio marino;
11) desastres naturales; y
12) conducción de vehículos en las playas.

Para abordar esta problemática, en noviembre d 2007 los países del Pacífico Sudeste adoptaron el Programa Regional para la Conservación de las Tortugas marinas en el Pacífico Sudeste. Su objetivo es recuperar las poblaciones de tortugas marinas y sus hábitats en el Pacífico Sudeste a través de mitigar las amenazas principales con estrategias participativas diseñadas con la mejor información socioeconómica, biológica y ecológica disponible. En el marco de este programa CPPS ha venido realizando diferentes actividades de capacitación, estandarización de métodos y promoviendo el intercambio de experiencias entre los países de la región.